lunes, 21 de abril de 2014

CHUPACHUPS DE POLLO

Por lo visto esta receta de Piruletas o chupachups de Pollo es muy conocida en todos los blogs desde hace mucho tiempo, pero yo no la conocía y por eso la pongo, porque seguramente, como yo, habrá personas que no la conozcan y le parezcan deliciosas como a mí.

Me parece una receta ideal para niños ya que es una buena forma de meterles dentro del relleno los alimentos que menos les gusten, como, por ejemplo, la verdura. Si las acompañáis con keptchup que a ellos les encanta se lo comerán sin rechistar.



INGREDIENTES

  • 1 Pechuga de pollo entera
  • 1 huevo
  • 1 paquete de queso mozarella o cuatro quesos rallado.
  • El zumo de un limón
  • 1 paquete de kikos
  • Sal, pimienta y abundante aceite para freir.
  • Un paquete de mini brochetas.
Cortar las pechugas en trozos pequeños y marinarlas durante media hora con el zumo de limón. Triturar con una batidora el paquete de kikos hasta que queden como pan rallado.

Añadir el queso rallado, el huevo, sal y pimienta y triturar con la batidora hasta que quede una pasta. Con las manos mojadas ir formando bolas del tamaño que más os guste, pincharlas en una minibrocheta, rebozarlas en el polvo de kikos e ir friéndolas en aceite bien caliente.

Se pueden servir frías o calientes, con ketchup y mostaza o cualquier salsa. Junto con una ensalada son una cena riquísima.

Si por alguna razón no podéis comer fritos también se pueden ir poniendo en una bandeja y hornearlos a 200º hasta que estén bien dorados.

Espero que os guste.

lunes, 24 de febrero de 2014

FALSA SALSA DE QUESO PARA NACHOS

Solo se me ocurre a mí, después de un tiempo larguísimo de no poner ninguna receta en el blog venir y poner una receta que encima no es lo que su nombre indica. Pues eso, tal y como lo dice el título de la receta: una salsa de queso para nachos que no lleva ni queso ni ningún producto lácteo, con lo cual es perfecta para personas alergicas a la lactosa o proteína de la leche y estupenda para vegetarianos o veganos.  

Me la encontré de casualidad en un foro que se llama Danza de Fogones que a su vez la ha sacado de otro blog Beggie on a Penny, como siempre mi receta tiene alguna variación, sobre todo por la falta de algún ingrediente.

Es una receta que está muy rica y, como veréis por los ingredientes muy sana y muy fácil de hacer. Son ingredientes muy fáciles de encontrar y el único que a lo mejor es un poco más complicado es la lecitina de soja, que además no es posible sustituir ya que es un emulsionante y la que le da la textura a la salsa. La lecitina de soja es un producto muy bueno para luchar contra el colesterol o la menopausia, entre otras muchas cosas. 

Esta salsa se puede usar para mojar nachos, o patatas fritas, o pan, o varitas de apio, o todo lo que se os ocurra y más os guste. Y os aseguro que os va a sorprender gratamente el sabor.

En este caso, los nachos los hice con una bolsa de tortillas para fajitas cortándolas en triángulos y dorándolas 10 minutos en el horno a 200º.



INGREDIENTES

  • 2 patatas medianas
  • 2 zanahorias medianas
  • 70 gr. de aceite de oliva
  • 125 gr de agua
  • El zumo de medio limón
  • Una cucharada generosa de lecitina de soja
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo
  • Una guindilla de cayena (opcional y solo si gusta el picante).

Cortar las patatas y las zanahorias en trozos y cocerlas: en la olla superrápida 4 minutos o 20 minutos en un cazo a fuego medio. Cuando estén cocidas triturar con una batidora añadiendo 125 gr de agua de la cocción y el resto de ingredientes. Servir fría o caliente, de las dos formas esta muy rica.

Espero que os guste.


martes, 12 de noviembre de 2013

CALAMARES EN SALSA AMERICANA

Esta es una buena receta para preparar de un día para otro, es barata y fácil y sabe superrica. Al comprar los calamares le podéis pedir al pescadero, si es de confianza, que os los limpie y corte en trozos, si no es de tanta confianza y sabéis limpiarlos pues adelante, pero si os parece demasiado complicado podéis comprar directamente anillas de calamar o tiras de pota y os ahorráis el paso de limpiarlos que es lo más complicado de la receta. Eso sí, en este último caso, la receta es un poquito más cara, pero sigue siendo barata.

Para que sean auténticos calamares en salsa americana no pueden faltar ni el brandy ni el picante, por lo que si lo van a consumir niños no debéis usar ni lo uno ni lo otro y tendréis unos magníficos calamares guisados pero para ser verdaderos tienen que estar sobre todo picantitos.



Ingredientes (para 4 personas)
  • 1 kilo y medio de calamares (si son anillas de calamar con 1 kilo 200 gr. puede ser suficiente)
  • 1 cebolla grande
  • 1 ó 2 dientes de ajo
  • 1 cayena (o más o menos al gusto)
  • 200 gr. de tomate natural triturado (puede ser natural o una lata)
  • Unas hebras de azafrán, colorante o mejor cúrcuma.
  • 3 ó 4 cucharadas de aceite virgen
  • 100 gr. de Brandy o coñac
  • Una cucharadita de azúcar
  • Sal.
Si no os ha limpiado los calamares el pescadero, limpiarlos y cortarlos en tiras o anillas. Un truco muy bueno que he leído en algún blog de cocina pero que ahora no recuerdo es, después de lavados meterlos en una centrifugadora de lechuga y darles unas cuantas vueltas, para que queden bien secos y luego no nos suelten demasiada agua y quede el guiso demasiado aguado.

En una olla con aceite poner a pochar la cebolla, el ajo cortado todo muy fino y la cayena. Cuando esté transparente añadir el tomate triturado, sal y una cucharadita de azúcar para que el tomate no resulte muy ácido. Cuando todo esté bien hecho añadir el Brandy y dejar que evapore el alcohol. Añadir los calamares, la sal, el colorante y dar unas vueltas sin añadir nada de agua ni caldo, dejar cocer a fuego medio durante 10-15 minutos.

Puntualización: No le añado nada de agua ni caldo ya que los calamares al cocer, por mucho que se hayan escurrido, siempre siempre sueltan muchísima agua y suele ser suficiente para que el guiso quede espeso y rico, pero si os parece que os gusta más líquido podéis añadirle una pizca de agua o caldo de pescado. Por otra parte los calamares tienen dos puntos de cocción: una cocción rápida de no más de 15 minutos superados los cuales se quedan duros y en este caso habría que cocerlos durante mucho tiempo hasta que quedaran blanditos.

Se les puede acompañar con arroz cocido o cuscus y como he dicho antes quedan más ricos de un día para otro. Espero que os guste.